Revista de noticias

El nuevo plan de Magna condena a Figueruelas a una muerte lenta

reduce los despidos pero pone en riesgo a la planta desde 2011

06/10/2009

La propuesta reduce los despidos en 350, pero pone en riesgo el futuro de la planta desde 2011.El comité ve la oferta "inaceptable", rechaza el plan de ahorro y baraja bloquear el acuerdo con GM.

La producción íntegra del actual Corsa de cinco puertas, la marcha del modelo de tres puertas, el desmantelamiento progresivo de la nave de prensas y una sola línea de fabricación a partir del 2011. Y después, ¿qué? El plan revisado de Magna, presentado ayer a los sindicatos de Figueruelas por parte de la dirección de GM España, condena a la planta zaragozana a una muerte lenta. Una agonía que comenzaría a sentir en menos de dos años. En ese plazo, la factoría se quedaría con una sola línea, con dos modelos (el Corsa hasta el 2013 y el Meriva, porque el Combo está por definir) y sin la nave de prensas, una de las joyas de la fábrica. Además, nadie asegura que el Corsa del 2013 se fabrique en Zaragoza.

Eso sí, hasta entonces, Figueruelas podrá fabricar íntegramente el Corsa de cinco puertas. Se trata de la única concesión de Magna a la planta española en la revisión de su proyecto industrial a escala europea. En cifras, esto supondría fabricar 350.000 vehículos al año --30.000 más que en el plan inicial-- y reducir de 1.672 a 1.322 el número de despidos en Zaragoza. En pocas palabras, pan para hoy y hambre para mañana.


DECEPCIÓN

Los sindicatos de la planta recibieron con decepción la nueva propuesta del fabricante austriaco-canadiense que, junto con Sberbank, quiere hacerse con el 55% del capital de Opel. El representante español en el comité europeo, Pedro Bona, fue tajante: "La oferta es insuficiente e inaceptable". Y fue más allá al considerar que "si Magna no acepta mantener nuestro actual statu quo, no permitiremos, de ninguna forma, que GM y Magna lleguen a un acuerdo". Por tanto, desde el comité de Figueruelas están dispuestos a "bloquear" la operación. "Lo grave no es la pérdida de unos miles de coches sino el daño industrial que sufre la planta", recalcó el representante de CCOO, Chema Fernando.

Por lo pronto, la mayoría del comité remitió ayer una carta a la dirección de Magna en la que expresaban su "rechazo" a la nueva propuesta, reclamaban el mantenimiento de la actual situación de Figueruelas y exigían una reunión con los máximos responsables del fabricante.

Además, el comité de la planta zaragozana también se mostró firme al oponerse a apoyar el plan de ahorro de Magna, lo que supondría un revés para la firma del acuerdo. Una postura que también podría adoptar Reino Unido el miércoles, día en el que se presenta la nueva propuesta para las plantas de Lutton y Ellesmere Port.

Sin duda, las organizaciones sindicales de Figueruelas saben bien que esta postura de "bloqueo" hace más daño, incluso, que la convocatoria de huelgas o manifestaciones, algo que tampoco descartan.


REDUCCIÓN PROGRESIVA

Según consta en el nuevo plan de Magna, en abril del 2010 comenzaría la venta del Meriva. Este modelo y el Combo se fabricarían en una línea pero a tres turnos. El Corsa, por su parte, se produciría en la otra línea, aunque solo en dos turnos. Sin embargo, en el verano del 2011 el Corsa (solo el de 5 puertas) y el Meriva saldrían de una sola línea. En este caso habría tres turnos y una media de producción de 60 coches por hora. En la propuesta también se destaca que, en caso de puntas de pedidos, se podría activar la segunda línea.

Pero lo que más preocupa es que nadie mencione nada del nuevo Corsa, que debería lanzarse en el 2013, aunque su adjudicación está prevista para el 2011, precisamente el año en el que Figueruelas entraría en decadencia.


ESTRATEGIA CLARA

En las últimas semanas parece cada vez más clara la pretensión de Magna y Sberbank de llevar el epicentro de la compañía al Este de Europa. Una vez allí, el objetivo es nutrir de vehículos al mercado ruso. Eso sí, con el apoyo de Alemania, cuya cancillera, Angela Merkel, cree que España no tiene futuro como país que fabrica vehículos. Así al menos consta en la carta remitida por el Ejecutivo alemán ha remitido a Bruselas. Eso, por no hablar de la conexión estratégica y política entre Alemania y Rusia.

Lo que ya casi nadie duda es que se ha abierto una gran brecha en un proyecto que debe ser consensuado. Así, desde el punto de vista político, tampoco se espera colaboración con el plan de Magna. Ayer, ningún consejero de la DGA entró a valorar la nueva oferta, aunque todo apunta a que ni el Gobierno regional ni el central pondrán un duro, si las condiciones son las que son.

Mañana la Comisión Europea ha convocado una cumbre de los países con plantas de Opel para analizar la venta a Magna. La guerra está servida.


MAGNA Y SBERBANK INSISTEN

Por otro lado, el fabricante canadiense y Sberbank anunciaron ayer que prevén alcanzar el lunes o el martes de la próxima semana un acuerdo definitivo para la adquisición del 55% del capital de la firma alemana Opel, según informaron ayer fuentes cercanas a la operación.

El principal escollo para convertirse en el dueño de Opel es lograr un acuerdo con los líderes del principal sindicato sobre el ahorro de costes de 265 millones de euros.


 

Fuente:
El Periódico de Aragón

 

A\V ASESORES, A.I.E.
Pº Constitución 21, 4º dcha. 50001 Zaragoza (Spain)
T. +34 976 234 029 / info@av-asesores.com